BLOG

Lorem Ipsum: Sustitutus inserviblus

Por: / mayo 23, 2012 / , ,

Un suplente puede llenar el mismo espacio, realizar movimientos similares y hasta actuar mejor; pero jamas será igual al titular.

Una herramienta ampliamente conocida por nosotros los diseñadores es el popular Lorem Ipsum, un pasaje extraído y modificado de un texto de Cicerón, que esta en latín y que se utiliza para ocupar el lugar de un texto que será reemplazado más tarde por el contenido real en un diseño. Un Sustituto bastante pertinente cuando la misma persona que lo emplaza es la que lo reemplaza por un texto pensado para llenar el mismo espacio, en el caso de los diseñadores de agencia, útil solo cuando estamos en la universidad. Hago la aclaración porque un sistema que ha sobrevivido durante más de 500 años tiene que ser funcional de alguna manera, pero para el diseñador de agencia existen un par de problemas:

1. Una vez aprobado el diseño y el cliente está satisfecho, se entregan los contenidos finales para el montaje, digamos, de una página web. Lo que sucede es que el primer título cuyo espacio había sido reservado con la palabra “Lorem Ipsum” es: Beneficios de primera para nuestros clientes de 20 a 30 años en la octava luna de verano. Un ejemplo un poco irracional y exagerado verdad?, pues no, es solamente irracional porque los he visto así de largos y hasta 3 veces más extensos!

2. Ahora pensemos que nuestro sitio web tiene una sección con la pantalla dividida en 3 partes, cada una con una imagen, título, cuerpo de texto y un hermoso botón que dice “Ver Más”. Al cliente le encantó esta sección y lo considera el lugar perfecto para colocar sus 7 productos, uno por cada una de las secciones que están diseñadas, eso si, sin alterar el hermoso diseño que se logró. Ah! y el botón no dice “ver más” sino “Pregúntenos como adquirir estos productos”

3. Finalmente esta el problema de la diferenciación de tamaños entre cuerpos de texto. Supongamos que el cliente nos había advertido con anterioridad de sus 7 productos así que diseñamos la sección para encajar los 7 items de manera equilibrada y simétrica, pero cuando llega la información notamos que el ítem 1 posee cuatro fotos y ocho lineas de texto, el ítem 2, una imagen y 2 lineas y así sucesivamente. A final tendremos un diseño desordenado y desbalanceado.

En resumen, el lorem ipsum funciona como una excelente suplente para una primera visualización de estilo pero es importante  que nos aseguremos de tener aunque sea una parte de los contenidos finales del diseño para poder diagramar correctamente los contenidos desde la primera versión y no vernos obligados a intercambiar los textos y dimensiones en repetidas ocaciones. Que los títulos sean mucho más grandes de lo calculado, es una situación normal y no debería alterarnos, pero lo que si podemos hacer es simular un texto relacionado que ademas ayuda a la visualización de la muestra. Es decir, que si tenemos el primer título de nuestro volante de “Cupcakes cariñosos”con “lorem ipsum et sumae” tal vez no podamos apreciar tanto el diseño como si dijera “Cupcakes hechos con amor” No importa si no es el título final, pero ayudará a contextualizar la idea y por lo general crea una mejor impresión.

No me malentiendan, el cliente tiene derecho a tener sus textos como los desee y es nuestra responsabilidad como diseñadores darle estilo y aconsejarle para tomar las mejores decisiones. Pero aseguremos de tener la mayor cantidad de información desde el principio y procuremos crear elementos con una capacidad mutable más amplia, os aseguro que nos hará la vida más fácil, tanto a los diseñadores como a los clientes…

Deja tu comentario


8 + seis =

Subir